El tiempo

7. oct., 2016

LA EDAD


Sentada en el portal de mi casa. observando los pajaros que aun llegan a tomar agua 
al bebedero, y respirando la frescura de la tarde, me pregunto qué importancia tiene la edad?

¿A qué edad he llegado? 
Mis pensamientos vuelan y respondo...
La edad en que se olvidan los rencores y se perdonan los errores. 
La edad en que lo más mínimo tiene importancia y en que lo que más importa pasa y puede esperar. 
La edad de comprender cuán pequeñas son las grandezas y cuán valiosa es la pequeñez. La edad de ver a los hijos hacer sus vidas y a los nietos crecer amándolos sin nuestra responsabilidad.
La edad en que las lágrimas afloran rápidamente y la sonrisa brota al menor indicio de dulzura. 
La edad de recordar con Alegría a los Amigos de toda una vida .
La edad de los recuerdos y los olvidos. 
La edad que para ser feliz solo tengo que aceptar lo que soy y lo que tengo. 
La edad de la tranquilidad, La paz, la cordura sin recurrir a ninguna sustancia. 
La edad que nunca voy a olvidar...
"Esta es la edad a la que he llegado "

10. sep., 2016
La imagen puede contener: una persona

"El último rey de una comunidad tenía diez perros salvajes. Los usaba para torturar y que se comiera a cualquiera de sus servidores que cometiera un error.
Uno de los criados hizo un dictamen mal y al rey no le gustó en absoluto. Por lo que ordenó que el sirviente debería ser arrojado a los perros.
El sirviente dijo: "Yo te serví durante diez años, y tú me haces ésto a mí? iPor favor, dame diez días antes de lanzarme a los perros", y el rey se los concedió. 
En esos diez días, el criado se dirigió al guardia que se ocupa de los perros y le dijo que le gustaría servir a los perros durante los próximos diez días. El guardia estaba desconcertado, pero estuvo de acuerdo, y el criado se dedicó a la alimentación de los perros, la limpieza, a bañarlos y con todo tipo de confort para ellos.
Cuando los diez días habían terminado, el rey ordenó que el sirviente fuera arrojado a los perros para su castigo. Cuando fue lanzado, todos estaban sorprendidos de ver a los perros voraces solamente lamiendo los pies del criado!
El rey, desconcertado ante lo que estaba viendo, dijo,
"Qué es lo que ha sucedido con mis perros?"
El sirviente respondió: "Serví a los perros sólo diez días y ellos no olvidaron mis servicios. Sin embargo, le serví por diez años y usted se olvidó de todo, en mi primer error!"
El rey se dio cuenta de su error y ordenó que el criado fuera puesto en libertad".

Dedicado a todos aquellos que se olvidan de las cosas buenas que una persona hizo por ellos y tan pronto como la persona comete un error, lo ponen fuera.

7. sep., 2016

Cuando no tomamos las decisiones correctas siempre hay consecuencias y es entonces que quisiéramos tener el poder de echar el tiempo atrás y “borrar”.

Por eso debemos pedir sabiduría, para no errar en las decisiones.

7. sep., 2016

Las cosas que vemos en los demas son las mismas cosas que llevamos en nosotros.

No hay más realidad que la que tenemos dentro.

Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque creen que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse.

Se puede ser muy feliz así, pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino que elige la mayoría.