mujjer-de-jesus
 

Un antiguo fragmento de papiro sugiere que Jesucristo tuvo una esposa, según ha indicado una investigadora de la Universidad de Harvard en el X Congreso Internacional de Estudios Cópticos. Este texto podría formar parte de un evangelio apócrifo y reabre el debate sobre si Jesucristo estuvo casado.

En concreto, el fragmento contiene cuatro palabras en cóptico, el idioma antiguo de los egipcios, cuya traducción vendría a decir algo así como: “Jesús les dijo: mi esposa…” Karen King, autora de la investigación, afirma que, tanto el lenguaje y la gramática empleados, como el tipo de material y la forma en la que la tinta ha interaccionado con el papiro, indican que el fragmento es auténtico, aunque aún quedan por realizar pruebas químicas que lo confirmen.

El papiro pertenecía a un coleccionista anónimo que contactó con la investigadora, pues sospechaba que podría hablar del supuesto matrimonio del Mesías. “En un principio pensaba que no era auténtico, y le dije que no estaba interesada”, ha explicado King. Pero debido a su persistencia, la científica accedió a reunirse con él y a examinarlo. Poco se sabe sobre el descubrimiento del fragmento, pero se cree que procede de Egipto, y que probablemente “procede de algún antiguo montón de basura, igual que todos los primeros restos del nuevo Testamento”, ha afirmado AnneMarie Luijendijk, profesora asociada de religión en la Universidad de Princeton.

El Evangelio de la Esposa de Jesús

Una de las caras del fragmento contiene ocho líneas incompletas de escritura a mano, mientras que el otro lado está muy dañado y la tinta tan descolorida que solo se distingue algunas palabras y unas pocas letras individuales. Ni la fotografía infrarroja ni el retoque por ordenador han conseguido hacer más legible el papiro. “A pesar de su tamaño diminuto y mal estado”, ha dicho King, “el fragmento proporciona pistas en aspectos relacionados con los primeros cristianos, tales como la familia, el discipulado y el matrimonio”.

Las investigadoras opinan que el fragmento encontrado podría pertenecer a uno de los evangelios apócrifos, que han denominado “El Evangelio de la Esposa de Jesús”. El descubrimiento reabre el viejo debate sobre si Jesús estuvo casado, y sobre si este aprobaba que las mujeres pudieran ser sus discípulas y predicar su mensaje.

El polémico documento, sin embargo, acaba de ser considerado auténtico (el soporte, que no el contenido) por la prestigiosa Escuela de Teología de la Universidad de Harvard, por la de Columbia y por el MIT, que datan su escritura entre los siglos IV y IX.
El controvertido manuscrito, conocido como “Evangelio de la mujer de Jesús” y que, según su descubridora, formaría parte de un evangelio apócrifo (no reconocido por la Iglesia Católica como parte de las Sagradas Escrituras), fue analizado por un grupo de ingenieros eléctricos, químicos y biólogos que concluyeron, a través de la prueba del carbono 14 y de análisis de infrarrojos, que la tinta y el papiro eran de la época atribuída inicialmente y no una falsificación moderna.
Si bien los resultados de la investigación demuestran que el papiro fue escrito entre los años 659 y 859, no existe evidencia alguna de la veracidad de su contenido. La propia historiadora ha afirmado desde su publicación que no debe ser considerado como prueba de que Jesús se casó, sino de que las mujeres que eran madres y esposas también podían ser íntimas seguidoras del mesías, dado que el papiro contiene también la frase “Ella podrá ser mi discípula”.


A pesar de haber superado las comprobaciones científicas, el hallazgo continúa bajo sospecha para muchos al coincidir con el debate abierto por el papa Francisco acerca del celibato del clero y la posibilidad de que las mujeres puedan ejercer el sacerdocio.

 

Fuente: http://www.muyhistoria.es/h-antigua/articulo/el-papiro-sobre-la-esposa-de-jesus-no-es-una-falsificacion-701397651428